martes, 28 de febrero de 2017

Textos encontrados, mente congelada.

Podría haber seguido con mi vida, simplemente dejarte atrás. Podría haberme enamorado de nuevo, superarte sin más. Pero jamás podría haber dejado de quererte, no podría olvidarme de ti.
Y el destino trajo una nueva oportunidad, una verdadera nueva oportunidad. Y volviste a invadir mi vida como si nada hubiera pasado. Y fue la invasión más maravillosa del mundo. Porque aunque no quiera volver a lo mismo de antes, no estar contigo no ha cambiado el sentimiento que tengo desde que te conocí.
Venimos a este mundo para vivir, y con una misión. No sé cuál sea la mía, y sí debo aprender algo de lo que he vivido. Pero sé que el hecho de haber creado esta historia contigo ha dejado una huella gigante en mí y seguirá creciendo cada segundo a tu lado. Porque cada vez que pienso en ti, siento que una felicidad me invade y por mas cursi que eso suene, es la verdad...-

Se supone que esto tiene una continuación, pero hasta allí llegue ese día. Fue hace tiempo, y la verdad reencontrarme el papel con esto escrito trajo sentimientos viejos de nuevo a la luz. No he tenido tiempo de abrirme a las palabras, por las mil cosas que he mencionado en entradas anteriores, pero supongo que para cada cosa hay tiempo, y ya llegará la hora de escribir.

Me siento entumecida, como si tuviera palabras congeladas en mi cabeza. Tal vez es de tantas cosas que tengo que sacar. Pronto sera el momento.

x


Sean libres, dejen sus palabras volar. (No sean como yo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario