miércoles, 22 de marzo de 2017

Reencuentro recordoso.

Y allí estaba él.
Me sentía un poco tonta por estar observándolo desde lejos, pero tenía bastante tiempo sin mirar su rostro, se veía en cierta forma, mayor. Ja, ja. ¿Qué quería? ¿que siguiera siendo el niño tonto de hace 4 años? Sonreí a mi misma al recordar los viejos tiempos... Escuché sonidos a mi lado y un movimiento ocasionó que casi cayera encima del arbusto que tenía enfrente, una ardilla pasó corriendo a lado mío. respiré y me dije que tenía que calmarme.

Si se preguntan que estaba haciendo tras un arbusto espiando a alguien, debo decirles que no lo estaba espiando, solo quería observarlo, sin ser vista, que básicamente es espiar... Demonios. Mejor dejen de preguntarse cosas y déjenme explicar quién es este tipo.
Su nombre es Josh. Un nombre común, claro, para una persona común. Lo conocí hace aproximadamente 10 años. Y si, hay una historia turbia entre él y yo. Fuimos novios. Mejor dicho, y para que sepan bien como estuvo, fue mi primer amor. Podría decir que también fui el suyo, pero la verdad no puedo asegurarlo. Nunca terminamos de conocer a una persona, eh?
 Nos conocimos en preparatoria, él era un loco e inteligente muchacho. Les mentiría si les dijera que era el chico más guapo de mi escuela, pero había algo en él que atraía. Y sí que atrajo a varias chicas. Además de ser un tipo inteligente, debo divulgar que era un total idiota. Era molesto, insoportable y frustrante. Y como toda chica tonta y con problemas mentales, me enamoré de él. Si, cuando divulgue mis sentimientos con mis amigas descubrí que no era la única que sentía esta loca atracción hacia el tipo más idiota que había conocido, porque a mi, en ese entonces, mejor amiga, también le gustaba. Digamos que era bastante extraño, pero a la vez divertido, que te guste el mismo chico que a tu amiga, las cosas comenzaban a ir mal, cuando los celos aparecían pero bueno, eso lo contaré en otra historia.
Aproximadamente un año después de conocerlo, de ser su amiga, de odiarlo cada día más que ayer, decidimos ser novios. Si su pregunta es: a) ¿Como demonios paso esto?, pasó. y ya. dejen de atosigar con las preguntas. (ES BROMAAAA) Chicos, mi lema de vida es "del odio al amor, hay un solo paso". Él también me odiaba. Lo cual es un poco trágico porque a mi realmente me gustaba, al mismo tiempo que lo odiaba y él realmente solo tenía este sentimiento de odio hacia mi, lo bueno es que cambió. ¬¬ La explicación de por qué nos hicimos novios, es fácil. A mi me gustaba, el tuvo un sueño donde yo era la protagonista, por raro que suene decidió escuchar a su subconsciente y me comenzó a cortejar. Y aunque la palabra "cortejar" se escuche como algo que un caballero haría, él fue todo lo contrario. Me molestaba diariamente, hablábamos por chat donde me trataba bien un momento, y al otro ya no. Me decía "te amo" cada tres segundos. Y sí, a eso me refería con su cortejo. No era lo más normal del mundo, pero ahora les digo, que no eramos como las personas más normales de la vida. Así que estaba bien.
Creo que me estoy alargando demasiado con esto. Como sea, fuimos novios, durante un par de años. Terminamos, volvimos, cosas que pasan. Hasta que llegó el día, hace cuatro años, donde las cosas terminaron para siempre. No es porque quiera que lo odien, al inicio de la trama, pero sí, háganlo. Todo terminó porque cuando conoces a personas nuevas, te sientes deslumbrado, atraído hacia conocer nuevos mundos. (Si estamos con la metáfora de que cada persona es un mundo), así que ya se imaginarán. Conoció a alguien más. No es como que me haya sido infiel. De hecho, terminamos bastante a tiempo de que eso pasará. Pero sabíamos que si nos sentíamos atraídos hacia alguien más, las cosas ya no estaban bien, y por eso todo acabó. Ahora que lo cuento, fue bastante maduro por ambas partes, y pudimos seguir adelante separados. Realmente no sé que pasó de su vida después de ello. Vivíamos en lugares diferentes, me sentía triste y bloquee ver sus publicaciones en redes sociales, porque sería un martirio. Y seguí adelante. Lo vi unas pocas veces, pero jamás hablé con él, a pesar de que nuestra relación acabó en buenos términos. Supongo que aunque quisiéramos, no hubiéramos podido ser amigos. Nuestra relación era de amigos desde antes, pero el hecho de que fuera mi primer amor, me impedía verlo solo como un amigo después de terminar, cuando ya me había besado como 80000 veces mientras salíamos.
Pensaba en lo triste que era no recordar como besaba cuando sentí un fuerte piquete en mi brazo izquierdo que me hizo saltar y chillar llamando la atención de la gente a mi alrededor.
No me puse a analizar el hecho de que la gente pensara que hacia escondida tras un arbusto. Solo observe el cadáver de una pequeña abeja, que había dejado su aguijón en mi brazo. Lo que me faltaba. Sollocé mientras pensaba en qué hacer. Tenía años que no era atacada por abejas, solo a mi me pasaban las peores cosas en los peores momentos. Y confirmé esto cuando alguien se detuvo a mi lado y me ahogue con mi saliva cuando lo vi ahí, sonriendo, con su maldita cara de idiota.



Si, bueno, no se pongan a analizar mi gramática porque es bastante mala, ni si quiera lo pensé. Solo dejé que fluyera la escritura. Si algún día lo leo de nuevo y me gusta lo arreglaré, por ahora, es una entrada basura que todos leeremos y seremos felices. O no.


Dejen las drogas, no sean como yo. (broma) (EN SERIO, ES BROMA)

martes, 28 de febrero de 2017

Textos encontrados, mente congelada.

Podría haber seguido con mi vida, simplemente dejarte atrás. Podría haberme enamorado de nuevo, superarte sin más. Pero jamás podría haber dejado de quererte, no podría olvidarme de ti.
Y el destino trajo una nueva oportunidad, una verdadera nueva oportunidad. Y volviste a invadir mi vida como si nada hubiera pasado. Y fue la invasión más maravillosa del mundo. Porque aunque no quiera volver a lo mismo de antes, no estar contigo no ha cambiado el sentimiento que tengo desde que te conocí.
Venimos a este mundo para vivir, y con una misión. No sé cuál sea la mía, y sí debo aprender algo de lo que he vivido. Pero sé que el hecho de haber creado esta historia contigo ha dejado una huella gigante en mí y seguirá creciendo cada segundo a tu lado. Porque cada vez que pienso en ti, siento que una felicidad me invade y por mas cursi que eso suene, es la verdad...-

Se supone que esto tiene una continuación, pero hasta allí llegue ese día. Fue hace tiempo, y la verdad reencontrarme el papel con esto escrito trajo sentimientos viejos de nuevo a la luz. No he tenido tiempo de abrirme a las palabras, por las mil cosas que he mencionado en entradas anteriores, pero supongo que para cada cosa hay tiempo, y ya llegará la hora de escribir.

Me siento entumecida, como si tuviera palabras congeladas en mi cabeza. Tal vez es de tantas cosas que tengo que sacar. Pronto sera el momento.

x


Sean libres, dejen sus palabras volar. (No sean como yo)

jueves, 5 de enero de 2017

Punto final.

Hoy he vuelto a pensar en el fin. En las historias de los libros que leemos siempre hay un fin. Y creo que en todo lo hay. A veces llega antes de lo esperado, a veces se da a desear. Pero siempre esta ahí, con la intención de saltar en cualquier momento.
Seguramente ya se imaginaran a donde voy a ir a parar (ya que todo el blog trata de lo mismo: mis tragedias amorosas). Es curioso como siempre termino autosabotiándome (no sé si exista esa palabra, y no me preocuparé por buscarla ahora :P) siempre buscando razones o motivos que me hagan llegar a un final. Y es que hay algo que quizá no había contado, y tal vez tarde un poco en darme entender… Prefiero el “antes” de las relaciones.
Si, es un poco loco, y tal vez aún no sepas qué mierda pasa por mi cabeza, pero te intentaré explicar! Amo leer, desde mi infancia lo he amado. Y hasta hace algún tiempo, me he dado cuenta de que en una historia romántica, me emociono demasiado cuando los personajes protagónicos se conocen, se coquetean, se pelean y odian (mis situaciones favoritas, jaja) e incluso hasta que llegan a ser novios, casarse etc. Pero lo que pasa después, no me agrada… Bueno sí! 8) Pero el hecho de que sea puro amor, todo perfecto, me aburre. Quizá a todos les pase, y yo aquí contándolo como una hazaña personal y única jajaja Pero quería sacarlo de mi. Incluso lo que pase después, peleas, separaciones, reconciliaciones y todo lo que pase después de que estuvieron juntos, no me emociona más que el inicio de la historia.
Creo que así mismo me pasa en la vida real.  No es que haya tenido muchos inicios de relaciones, de hecho, para nada! Pero siendo mi propio terapeuta (8 he descubierto que quizá siempre busco el final, porque quiero un nuevo comienzo. Escribirlo me hizo sentir muy zorra. .___. Como de que quiero jugar con muchos y así. NO. De hecho ahora estoy felizmente con un chico… Bueno, con el mismo chico de siempre. Pero siempre me entra la duda de si no ocupare vivir mas antes de seguir por aquí…
Esta platica se esta haciendo larga, y siento que estoy quedando muy mal xD Mis pensamientos huyeeeeeeeeeeeeeeeen. D: demonios.
No quiero un final en mi historia del presente, pero a la vez siento que es necesario que haya uno, o por lo menos un punto y seguido. No ahora, pero presiento que siempre esta ahí. Y como sabemos, nada es seguro. Pero ¿por qué no soy como todas las chicas, que se imaginan su futuro perfecto hasta que se casan y tienen muchos hijitos con sus novios? Me estresa que haya días en que me pongo a pensar como va a terminar esta historia. Tal vez esos libros de wattpad me han dañado, porque últimamente leo muchos con protagonistas algo tontas. Genial. Soy la protagonista tonta de mi propio libro. Y justo ahora deberían abuchearme como en los comentarios de cada párrafo donde están los pensamientos de la chica en esas historias.
Y bueno, como siempre, mi mente dejo de aventarme palabras a lo estúpido, y debo decir que llegó el final de esta entrada.
----SI! EL FINAL! Ya lo encontraste, chica!----
Ojalá no buscara ninguno….


x


jueves, 8 de diciembre de 2016

Sigo algo viva...

Hola! ☺
Cuanto tiempo... Siento que fue hace un siglo desde la ultima vez que escribí por aquí!
Con todo lo que ha pasado desde la ultima vez que aparecí por estas entradas, ya debería tener terminado un libro!
Estoy en ese momento, donde siento que tengo muchas cosas que expresar pero no tengo tiempo! NADA DE TIEMPO! Estoy aterrada con lo que esta apunto de suceder en mi vida, Me voy a graduar! Demonios, lo digo, y no me lo creo! Hace tan poco estaba escribiendo que me iba a vivir a otra ciudad para estudiar! Y ya estoy acá, a punto de terminar lo que hace años estaba comenzando.
Espero poder escribir proooonto. Necesito desahogarme de mil cosas que atormentan mi cabeza :( y justo ahora quisiera hacerlo, pero vamos, estoy en exámenes finales, de hecho estoy perdiendo tiempo valioso aquí justo ahora :( 
No revisaré mucho la edición de esta entrada, realmente no tengo cabeza para nada.
Me entro la nostalgia :') De cuando Lia Belikov me leía y me hacia sentir taaaaan especial. jajaja Pero hace poco recibí un comentario! Y me hace sentir feliz que realmente alguien me lea en algún lugar de este mundo. 
Este blog es solo un análisis de mi cabeza, que siempre esta dando vueltas, y que es una papelera con miles de palabras que se reúnen sin sentido alguno. Y me pone eufórica que alguien se identifique con mis tontos escritos y mis historias inconclusas que jamás tendrán un fin, a como veo.
Y... Nada. Se me fue. Eso es lo que pasa cuando pienso en mis exámenes y en mi situación actual. 

Si me estas leyendo justo ahora, te mando miles de gracias, besos, abrazos, lo que quieras! 
Estoy tan nostálgica y feliz al mismo!

Volveré pronto, quizá mañana... PROMETIDO!

Encuentrenle un sentido, por favooooor!


x

martes, 21 de junio de 2016

A veces...

Y es que a veces siento que te tengo, y otras que ni te siento.
Parece que vivimos tropezando entre nosotros, a veces tú, a veces yo.
Nos herimos con palabras y hechos, nos apagamos con "perdones" deshonestos.
Tenemos el ritmo distinto, a veces igual, a veces para mal.
Un día felicidad, otro día lágrimas y soledad.

Y es que para escribirte así debes saber que estoy triste.
Que es uno de esos días apagados donde me dejas esperando tu salvación,
tu consuelo, tu alivio.
Parece que siempre huyes cuando sientes mi tristeza.
Le tienes miedo a mi necesidad de cariño.
Cuando yo sé que con un par de palabras y abrazos puedes salvarme de mi propia locura.

Pero huyes, corres, me dejas sola.
Con el maquillaje resbalando por mis mejillas humedas y mi garganta atrapada.

A veces quisiera que me dieras lo que me haga feliz.
Otras veces pienso que esa no es tu obligación.





Ahora sí andamos sin sentido!
Besos ♥

jueves, 19 de mayo de 2016

Arriésgate, o no. ;)

A veces tenemos que aceptar que pensamos demasiado en el futuro. Buscamos el final del cuento que es nuestras vidas. Tenemos mil pensamientos sobre lo que vamos a ser, lo que terminaremos haciendo, y qué es realmente lo que esta pasando a nuestro alrededor? Es la vida. Es el momento que hace algún tiempo era nuestro futuro. Y ahora se torna en presente, y lo dejamos de lado.
No sé qué hago aquí hoy. No era un plan. Solo se vino una frase a mi mente y decidí dejarla salir. Pensar a futuro esta bien. Clavarse con ello es lo erróneo. Incluso a veces lo espontaneo, lo no planeado es lo bueno. Tal vez no sea buena escribiendo, pero aquí estoy, dejando salir mis pensamientos, lo cuál es incluso mejor que quedarse callada esperando que alguien más diga lo que yo pienso.
No sé si el leerme o leer esto sirva para algo en algún momento de la vida de alguien. Y aunque realmente no estoy dando un consejo que no les haya dado alguien antes, me queda decirles, que yo, siendo una patética chica detrás de una laptop en algún lugar de un país apañado por miles de problemas, les digo que vivan el hoy. Hagan lo primero que pase por su mente. No se pongan a analizar situaciones, a veces ser imprudente e impulsivo esta bien! Digan lo que piensan, amen, enojense, salgan, beban, fumen, tatuense, salgan a correr, bailen como locos, vístanse como quieran, escriba, lean, conviértanse en gamers, hagan lo que les plazca. Mañana tendrán tiempo de arrepentirse, o de sentirse libres!

Probablemente yo sea la primera que haga caso omiso de este consejo, porque tengo miedo de la vida. Estoy esperando ese golpe de valentía que me haga arriesgarme, que me aliente a hacer lo que desee. Créanme que le he dado vueltas a este asunto por mucho tiempo. Y sé que la única forma de salir de este miedo es arriesgarse, y voy poco a poco, porque por algo se empieza. Y si tú eres una de esas personas que no tienen miedo de nada, felicidades! Te admiro. Pero si tienes miedo como yo, hagamos esto facíl, hagamos cosas pequeñas, para avanzar y ser libres.


No sé quién termine leyendo esto. (¿Creen que debería ser motivadora personal?) Quizá no le encuentren mucho sentido a estos bobos escritos, por por algo esto se llama PALABRAS SIN SENTIDO, no soy muy coherente, ya lo habrán notado.

Sigo viva, el mundo aún no se libra de mí.
Vamo' a arriesgarnos
Casi comparto este blog en mi facebook ¿Esa seria una forma de perder el miedo? jajaja
Tal vez lo haga.



x
♥!

martes, 5 de enero de 2016

Palabras de una noche de dudas...

Siempre quise que alguien me quisiera interiormente,
que pudiera ver a través de mi. Que sacara todos mis demonios fuera.
Que me hiciera sentir especial de mil maneras.
Él dice que me quiere. Y lo sé.
Pero también sé que no me quiere como yo desearía que lo hiciera.
Su querer es superficial. Y no hablo de que me quiera por mi físico, que va.
Solo quiere una fina capa de mí.
Se olvida de mi alma entera. Se olvida de que hay más, mucho más.

Él me hace feliz. ¿O quizá yo solo estoy feliz estando junto a él?
Quisiera tener todas las respuestas.
Quisera no tener que atormentarme cuando tengo mis momentos.

Y es que quizá me he obsesionado con la busqueda de un ser
 que he creado en mi imaginacion.
Una mezcla de todas esas actitudes que los personajes literarios me dejan.

Quizá yo no conozca el límite de su amor,
quizá soy yo la que lo quiere superficialmente
y no logro comprenderlo...
Bueno... Sé que ese "quizá" es falso.
Porque siento que lo quiero más de lo que debería.


Dudas, inseguridades, pensamientos confusos.
Palabras sin sentido.